Cómo crear una tienda online paso a paso

Cómo crear una tienda online paso a paso

Vamos a explicarte cómo hacer una tienda online, pero, primero, me gustaría explicarte por qué puede ser importante para tu negocio.

El 14 de marzo comenzó el confinamiento para hacer frente al COVID-19. Los trabajadores empezamos a conocer una nueva realidad: El teletrabajo. Los comercios a pie de calle fueron viendo cómo caían las ventas. De repente ya no entraba nadie en las tiendas y, algunos, se vieron obligados a cerrar por la situación o por el propio decreto de cierre de actividades no esenciales que se emitió el 31 de marzo.

Entonces pudimos observar que algunas acciones podían suponer un factor diferencial, como crear una tienda virtual para seguir funcionando. Aquellos comercios que tenían un comercio electrónico funcionando se vieron en mejor posición que aquellos que no lo tenían. Las ventas a través de internet llegaron como un salvavidas para los negocios que naufragaban.

Si algo aprendimos esos días es la importancia de tener un comercio online. La tienda electrónica es el complemento ideal para un negocio físico. No se trata ya de tener una página con los datos de nuestro comercio o un formulario de contacto. Se trata de ofrecer al cliente la posibilidad de ver, comparar, comprar y recibir el producto o servicio que ofrecemos.

Ventajas de una tienda online

Las ventajas de un comercio electrónico son muchas, pero podemos destacar las siguientes:

  • Alcance: Permite ampliar la zona de ventas, pudiendo vender a nivel nacional o, incluso, internacional.
  • Disponibilidad: La tienda está abierta 24 horas, todos los días del año. La plataforma trabaja por ti, realizando una venta en cualquier momento del día, cobrando y listando las características del pedido para que puedas prepararlo nada más comenzar la jornada.
  • Transporte: Puedes trabajar con diferentes tipos de envío y transportistas.
  • Vales descuento: Te ofrece la posibilidad de realizar descuentos temporales o permanentes, para la fidelización del cliente.
  • Divisas e idiomas: Puedes ofrecer al usuario distintas divisas y presentarle el producto en su propio idioma.
  • Posicionamiento en Google: Ofrece la oportunidad de trabajar el SEO (posicionamiento en buscadores) para que ganes visibilidad en los resultados de Google.
  • Análisis y marketing: El e-commerce te permite trabajar junto a plataformas de análisis como Google Analytics. Estas te ofrecerán estadísticas muy completas con información sobre nuestros clientes y audiencias.
  • Bajo coste: El coste de abrir un comercio online es realmente bajo. Para contratar un hosting dispones de un amplio abanico de precios y la gestión de la tienda la puedes hacer tú mismo de una manera sencilla.
  • Independencia de tienda física: Y, como hemos aprendido con el COVID-19, permite que tu negocio siga funcionando aún cuando el negocio físico tenga problemas.

Desventajas de una tienda online

Sí, también tienen desventajas, evidentemente. Destacamos aquí las más notables:

  • Falta de contacto con el producto: Tus clientes no tendrán el producto en sus manos hasta después de haberlo comprado. Probarnos un vestido, seleccionar las piezas de fruta más lustrosas, comprobar el peso de una tablet… todo eso no resulta posible desde el otro lado de la pantalla.
  • Tiempo de espera: La compra es inmediata, sí, pero, a no ser que trabajes con productos virtuales, como la descarga de un libro, el cliente no tendrá el producto en su casa hasta que la empresa de transporte se lo lleve.
  • Mantenimiento: Una tienda online supone una complejidad técnica para el sitio web. A veces ocurren fallos en la plataforma, caídas de servidor, configuraciones erróneas que no son fáciles de solucionar para el propietario del negocio online.

Soluciones para estas desventajas

Que esto no te desanime, estas desventajas se pueden combatir o compensar.

  • La falta de contacto con el producto hay que combatirla con unas buenas fotos e información adicional. Ofrece a tus clientes todos los datos que puedas sobre tu producto: Tamaño, peso, colores disponibles… Si trabajas con productos electrónicos ofréceles una tabla de características técnicas. Si vendes ropa háblales del tipo de tejido, formas de lavado… Cuanta más información tenga el usuario más cerca sentirá el producto.
  • Acorta los plazos de entrega, contrata diferentes métodos de envío. Ofrece la posibilidad de envíos en 24 horas y, además, transportes más lentos pero más baratos. Si tienes una tienda física ofrece la posibilidad de recoger allí el producto.
  • Las tareas de errores y configuraciones son puntuales. Puedes externalizar el servicio de mantenimiento, contrata un paquete de horas para labores de mantenimiento de tu tienda online: Solución de errores, asesoramiento, gestión de hosting, configuraciones especiales…

Pasos para crear un comercio online

Planteamiento del negocio

Debes empezar planteándote algunas cosas antes de empezar a construir tu tienda. Si tienes una tienda física ya tienes un gran trabajo adelantado y una base sobre la que trabajar. Si quieres realizar un nuevo comercio, ofreciendo solo una tienda online tendrás que trabajar un poco más.

  • Define qué vas a vender, cuál va a ser tu producto
  • Analiza el mercado para ese producto ¿es competido? ¿apenas hay competencia? ¿puedes ofrecer algo diferente a tus competidores?
  • Busca proveedores, analiza costes y precios de venta. Conoce tus márgenes de beneficio.
  • Define el alcance geográfico de tu proyecto ¿Quieres una tienda online para vender en tu ciudad? ¿Vas a vender a todo el país? ¿Te planteas un salto a otros países a corto plazo?
  • Relacionado con el punto anterior vendrá la gestión de los impuestos. Es importante que conozcas las normas de cada zona con la que trabajarás.
  • Piensa en cómo llevar el producto a tus clientes. Si se trata de un negocio local puede que quieras dar la opción de recoger el producto en tienda o llevarlo tú mismo.

Elección de la plataforma

Una vez decididos a crear una tienda online hay varias opciones que puedes manejar. Dependiendo de lo ambicioso de tu proyecto puedes pensar en cómo crear un ecommerce a medida, creada a medida con php y mysql, o trabajar bajo el paraguas de una empresa con su propia plataforma, pasando por construir nuestro ecommerce con algún CMS de uso gratuito.

Estas son algunas de las plataformas con las que podrás crear una comercio electrónico:

  • Woocommerce
  • PrestaShop
  • Magento
  • Drupal
  • OsCommerce
  • Shopify
  • Wix
  • Bigcartel

Así, para crear una tienda online, podemos disponer de tres tipos de soluciones web:

  • Hecha a medida: Será un trabajo personalizado y único, muy difícil de hackear (si se hace bien). Pero sera un proyecto lento y caro.
  • Creada con CMS: Los CMS son gestores de contenido, el ejemplo más conocido es WordPress. Estos gestores nos ayudarán a crear una tienda online de una manera sencilla, añadiendo funcionalidades a través de módulos y creando productos con un sencillo editor tipo Word.
  • Trabajando bajo plataforma DIY: Llamamos DIY (Hazlo Tú Mismo) a los sitios webs que tienen una plataforma online para crear tu propia tienda. Su punto fuerte es la facilidad de creación y gestión de la tienda. Su punto débil es que la tienda no es tuya realmente, imposibilitando la independencia del proyecto.

Personalmente yo te recomiendo la opción CMS. Son más complicadas de crear que las DIY, pero muchísimo menos que una plataforma a medida. Por otro lado ofrecen gran capacidad de personalización y crecimiento.

Veamos, muy por encima, dos de estos CMS. En posteriores artículos los veremos en profundidad.

Woocommerce logo

Woocommerce

Este es un plugin preparado para funcionar en un sitio web hecho con WordPress. Dota al sitio de las funcionalidades propias de un comercio online. Especialmente indicado si ya tenemos una página web bajo este CMS.

Sitio web de Woocommerce.

PrestaShop Logo

Prestashop

Es un CMS, similar a WordPress, pero pensado específicamente para crear una tienda online. Es una opción ideal para comenzar un proyecto desde cero, integrado y potente, aprovechando todo el potencial de una tienda online.

Sitio web PrestaShop.

Elección del hosting

Una vez tengas claros todos los conceptos anteriores puedes embarcarte en la búsqueda de un servicio de hosting y de dominio.

La razón por la que te recomiendo escoger primero la plataforma con la que vas a trabajar, es que no todos son igual de exigentes ni tienen las mismas condiciones. Así, si has decidido trabajar con Wix, no debes de preocuparte de nada más, ellos se encargarán del alojamiento. Por otro lado, PrestaShop, por ejemplo, necesitará más recursos que un Woocommerce, al menos en principio, porque luego también influirá la complejidad del proyecto y los módulos que instalemos.

Algunos hostings ya ofrecen soluciones integradas, pensados especialmente para trabajar con Woocommerce o PrestaShop. Pero esto no es necesario, podemos contratar un servicio de hosting con soporte para php y con al menos una base de datos.

Si necesitas más información sobre el tema te dejo un artículo sobre qué es un hosting y cuál te conviene contratar:

¿Que son los hosting o alojamientos web?

Si el servicio de hosting no incluye algún tipo de certificado SSL tendremos que contratarlo aparte. Hablaremos de este certificado en el apartado de seguridad.

Elección del dominio

Si no vas a realizar envíos fuera del país te recomendamos hacerte con un dominio .es

Sobre el dominio no hay mucho que decir. Escoge bien el nombre, que tenga gancho y sea fácil de recordar, que la dirección sea fácil de escribir en un navegador. Podrás observar que existen multitud de extensiones de dominio, de muy diferentes precios, desde los .com de toda la vida a extensiones nuevas de lo más específicas, como .bike, pasando por las .eus, .net, .es…

Contrata un
hosting
a la altura de tu
negocio

Si tu negocio se va a mover a nivel internacional (llegados a este punto ya ha debido quedar definido en los pasos anteriores) te recomiendo contratar una dirección .com.

Si vas a trabajar a nivel del país lo recomendable es contratar la extensión correspondiente al mismo (.es en el caso de España). Adicionalmente puedes contratar otras extensiones, como .bike si estás en el negoico de las bicicletas o .eus si tu empresa tiene un fuerte factor regional centrado en Euskadi.

Puedes contratar todos los dominios que desees, pero debe haber un solo sitio web al que apunten todos ellos.

Si el proyecto va a tener cierto alcance, si es lo suficientemente ambicioso, te recomiendo comprar el mismo dominio con varias extensiones, al menos la .com y la .es, para evitar que intenten suplantarte o aprovecharse de tu trabajo de marca.

Arquitectura y estructuración

Es hora de estructurar, decidir las categorías, la jerarquía, qué productos son más importantes, etc. Cuanto mejor estructurado esté todo desde un principio, mejor resultado tendrá el conjunto. Eso no significa que luego no puedas cambiar las cosas, pero estos cambios siempre resultan más complicados una vez comenzado el proyecto, además de que corres el riesgo de empeorar el diseño UX.

Móvil vs ordenador

Para crear una tienda online ya no es una opción decidir entre uno u otro. Tu ecommerce deberá ser responsive o tener un diseño adaptativo. El uso de los dispositivos móviles ha ido creciendo poco a poco y, hoy en día, lo normal es recibir más visitas por este canal que a través de un pc de sobremesa. Sin embargo no todos los sectores funcionan igual. Es conveniente que sepas qué tipo de dispositivo usan tus clientes para centrarse en la correcta visualización del comercio a través de ese medio.

Para el diseño móvil tendrás que tener en cuenta que las velocidades de conexión no son muy altas. Además las pantallas son muy pequeñas comparadas con un monitor HD. Por lo tanto, la versión móvil debe ser ligera, sencilla y con elementos espaciados.

Cómo diseñar una tienda online

Es momento de diseñar la que será tu tienda online. En próximos artículos te explicaremos cómo instalar los archivos de tu PrestaShop o Woocommerce.

Con los archivos de base montados empezamos a dar forma al proyecto. Es importante lograr un diseño limpio y sencillo, donde los productos sean los protagonistas. Aquí aprovecho para meter un nuevo concepto del que aún no hemos hablado: el CTA (call to action). El CTA es la llamada a la acción, conseguir lo que queremos del usuario. En el caso de una tienda online el CTA es muy claro, tiene que ser el botón de comprar. Por eso tiene que destacar sobre todos los demás elementos. El usuario no debe dudar, ni por un momento, cómo se realiza una compra.

La máxima expresión de esta austeridad debe de encontrarse en el checkout, el proceso final de compra donde el usuario valida el carrito. Te recomiendo que, aquí, quites incluso el menú de navegación: si el usuario ha llegado aquí es que está apunto de convertirse en cliente ¡no podemos correr el riesgo de perderlo!

Creación de contendio

Con tu tienda diseñada podrás comenzar la ardua labor de meter el catálogo de productos en la web. Si dispones de una hoja de cálculo con los campos bien definidos (precio, nombre del producto, descripción, stock…) puedes servirte de las herramientas de importación con las que cuentan la mayoría de CMS para facilitarte la tarea. De todas formas te aconsejo revisar los productos uno a uno por dos razones:

Primero, cada plataforma tiene sus peculiaridades y sus características especiales.

Segundo, conviene mimar cada producto, cuidando sus textos SEO, sus imágenes y sus especificaciones.

Errores que se suelen cometer con los productos

Hay varios puntos, relacionados con la creación de productos, que hay que mencionar y donde muchas gestiones fallan:

  • Lo ideal es que cada producto con nombre propio tenga una página de producto. Las variaciones de color o talla deberían de escogerse dentro de esa misma URL como variaciones.
  • Cada página de producto debe de tener un título único.
  • Si nos preocupa el posicionamiento web debemos cuidar la extensión del título y de la meta descripción, además de que sean únicas dentro de nuestro sito web.
  • Además debemos tener en cuenta que Google valora el contenido original, así que es mejor no copiar los datos directamente de la web del fabricante.
  • Una vez creado un producto no se borra nunca, aunque no queden existencias, ni siquiera aunque no lo vayamos a vender nunca más. Una opción es realizar una redirección hacia un producto similar o la categoría a la que pertenece.

Pagos y transporte

Puedes ofrecer varias formas de pago a tus clientes, dependiendo de lo que quieras y de lo que contrates con tu banco. Los métodos de pago más habituales son:

  • Transferencia bancaria: Es el más cómodo de configurar, no exige contratar ni instalar nada concreto. Al cliente, tras hacer la compra, se le facilita un número de cuenta donde hacer un ingreso. Será tu labor comprobar que el pago se ha efectuado antes de validar, manualmente, el pedido.
  • Tarjeta bancaria: Generalmente se trabaja con la plataforma Redsys. Es un servicio que debes contratar con tu banco. Ellos te darán las instrucciones necesarias para integrarlo en tu plataforma.
  • Paypal: Generalmente hay que instalar un módulo gratuito. Paypal se quedará un porcentaje de cada pago efectuado.

En cuanto al transporte, habla con un comercial de la compañía que vayas a contratar para que te pase una tabla de precios. Con ella tendrás que crear tu propia tabla, en base al peso del paquete o el valor de la compra. Ten en cuenta las diferentes zonas con las que trabajarás.

Páginas legales

Un paso muy importante al crear una tienda online es no olvidar las leyes de protección de datos (LOPD-GDD). Conviene que una empresa especializada nos prepare toda la documentación necesaria que tengamos que indicar en nuestra web:

  • Términos y condiciones
  • Información sobre las cookies
  • Información sobre envíos
  • Devoluciones

Seguridad

Como comentábamos, si nuestro hosting no nos ofrece, de entrada, un certificado SSL, deberemos contratar uno.

El certificado SSL se encarga de encriptar la información que el usuario introduce en nuestra web, de manera que no puedan ser interceptados por un tercero. Hoy en día este tipo de certificado es imprescindible para cualquier proyecto mínimamente serio, más aún si se trata de crear una tienda online.

Además de esto es importante mantener nuestra plataforma actualizada para solucionar agujeros de seguiridad que se vayan encontrando. Si trabajamos con un CMS debemos actualizar tanto el corazón de la web, ya sea WordPress o PrestaShop, como los módulos y las plantillas que usen.

La actualizaciones menores son sencillas, las mayores ya pueden traer problemas que hay que tener en cuenta. En cualquier caso, lo primero que hay que hacer es poner la plataforma en modo mantenimiento y realizar una copia de seguridad completa, tanto de los archivos como de la base de datos.

Seguridad de tienda online

Aunque las actualizaciones no son complicadas, sí son un proceso delicado en el que podemos echar por tierra todo nuestro trabajo. Yo te recomiendo contratar un servicio de mantenimiento que incluyan las actualizaciones del sistema.

Comenzar a vender online

Con la tienda montada es momento de empezar a vender. Los principios siempre son duros, así que no te asustes si al principio no vendes nada. Hay que tener en cuenta que hemos construido un sitio donde comprar, pero ahora no basta con abrir las puertas y esperar a que la gente entre: hay que llevarla hasta allí.

Tenemos varias formas de conseguir esto:

  • Anuncios de Google: Consigue visitas a través de anuncios pagados. La gran herramienta para ello es Google Ads, una plataforma en la que creas anuncios dirigiendo a tus páginas web, y pagas por cada vez que alguien hace clic en tu anuncio. Con poco dinero se pueden obtener grandes resultados, ya que ofrece muchas opciones de segmentación. Pero cuidado, es como una tragaperras, si no estructuras bien el gasto y no monitorizas los resultados, puede convertirse en un pozo sin fondo.
  • SEO: El SEO para una tienda online es el trabajo realizado para conseguir aparecer en las búsquedas orgánicas de Google. No se paga por el enlace, pero requiere un trabajo concienzudo de escoger keywords, tener una correcta arquitectura web, etc.
  • Redes sociales. Facebook, Instagram, YouTube… las redes sociales son una oportunidad de conseguir visibilidad y dar a conocer tu web y tu producto.
  • Enlaces desde otros sitios web. Ya sea apareciendo en Páginas amarillas o en un blog que trate contenidos relacionado con nuestro negocio, los enlaces a nuestra página tienen una doble importancia. No solo nos llegarán visitas por este medio, sino que Google lo tendrá en cuenta para posicionarnos mejor en las búsquedas SEO.

Dudas habituales al crear una tienda online

Para acabar, os presentamos algunas de las dudas que más nos consultan cuando hablamos de ecommerce.

En los días que corren, la más evidente de sus ventajas es la disponibilidad y el alcance. Puedes llegar a vender tan lejos como te lo permita tu agencia de transportes y la tienda estará abierta las 24 horas del día en internet, trabajando por ti.
Podemos dividirlas en tres grupos:
  • Tiendas a medida: Desarrollo lento y costoso. Trabajo totalmente personalizado.
  • Tiendas con CMS: Plataforma libre con un desarrollo propio y personalizado (Prestashop, Magento, Woocommerce…).
  • Tiendas DIY: Tiendas “alquiladas” en webs con plataformas propias (Wix, Shopify…).
Es difícil dar una respuesta genérica: Depende de muchus factores. Simplificando sobremanera podríamos decir que para un proyecto muy modesto recurriríamos a Woocommerce; Un macroproyecto lo resolveríamos con Magento; En medio de los dos, para la mayoría de casos, la recomendación sería PrestaShop.
Dependerá de la elección del tipo de tienda. En general necesitarás que tenga soporte para php y al menos una base mysql.
Sí. Puede que tus clientes accedan solo a través del ordenador y no veas la necesidad de que la web sera responsive. Sin embargo esto afectaría a su posicionamiento, ya que Google rastrea la versión móvil de los sitios web, con lo que, de no encontrarla correctamente formada, nos penalizará en las posiciones de búsqueda.
Para la mayoría de los casos lo más aconsejable es mantener una sola página, pudiendo escoger los colores como variaciones de ese producto. Lo mismo haríamos para las tallas. Eso facilita mucho las tareas SEO, ya que cada página debe de tener un título único y un contenido personalizado.
Lo fundamental es realizar un plan de marketing que prepare una estrategia de actuación. Las dos herramientas principales para conseguir visitas será mediante el trabajo para posicionamiento SEO y campañas de anuncios en Google.

¿Quieres saber más?

Estamos preparando unos artículos hablando de la parte más técnica de crear una tienda online. Hablaremos principalmente de PrestaShop y Woocommerce. Por de pronto tenemos listo un artículo explicando cómo instalar Prestashop 1.7 y 1.6.

Mientras tanto puede que te interese consultar otros artículos sobre tiendas online.

0 comentarios sobre “Cómo crear una tienda online paso a paso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Volver al blog