Thin Content: qué es y cuánto daño puede hacer a tu web

Thin Content: qué es y cuánto daño puede hacer a tu web

Una de las prácticas más odiadas y perseguidas por Google es el Thin Content. A Google solo le interesa el contenido de calidad, ya que este es el que interesa al usuario. Y ya sabes, si al usuario le gusta, a Google le gusta aún más.

Google vs Thin Content

Google Panda Thin Content
Google Panda: Algoritmo de búsqueda en contra del Thin Content

Hace ya algún tiempo, Google comenzó a penalizar los sitios web con contenido de baja calidad o pobre. Este cambio en el algoritmo, se introdujo en el año 2011 con la actualización Google Panda. Logró, en sus primeras horas de vida, que millones de webmaster a nivel mundial perdieran varios años de trabajo (y de vida, dicho sea de paso) con el tremendo susto que se llevaron de un día para otro.

Con esta actualización se vio cómo páginas web, que habitualmente copaban las primeras posiciones de Google, desaparecían del top de los resultados de búsqueda e incluso, en algunos casos, de los listados.

¿Y qué fue lo que paso? Pues que Google se puso serio y “aprendió” a reconocer el contenido de calidad.

¡El contenido es el rey!

Esta frase que los asiduos usuarios de internet habrán leído alguna que otra vez, la acuñó Bill Gates en el año 1996 cuando “predijo” que en el futuro, nuestro presente hoy en día, sería el contenido de calidad el más consumido por los internautas. Y no se equivocó.

Los usuarios cada vez más “se fían” menos de la publicidad y más del contenido que leen por internet generado y posicionado de forma orgánica.

Thin Content: El contenido es el rey
El contenido es el rey

Examinando el Thin Content en profundidad

Cuando hablamos de Thin Content hablamos de un contenido de poca calidad y pobre que, por regla general, no aporta nada de utilidad o información al usuario. Esto a menudo se confunde con contenido poco extenso, de aproximadamente 300-400 palabras. La realidad es que el número de palabras en un contenido, por lo general, no afecta a cómo Google valora el contenido.

Para que Google no marque un contenido como Thin Content, este debe resolver una intención de búsqueda. Pongamos un ejemplo: si tengo un blog en el cual, en uno de los artículos, quiero explicar cómo crear una cuenta de Gmail, no necesito hacer un artículo de 2000 palabras para explicarlo.

En este caso, seguramente con un artículo de 300 palabras y algunas imágenes podré ayudar al usuario que me visite a resolver su intención de búsqueda, ofreciéndole contenido relevante. Y eso Google lo sabrá. ¿Cómo? Pues analizando otros indicadores como: el porcentaje de rebote, la navegación a través de la página, el número de páginas por las que el usuario navega durante la visita y otros muchos factores difíciles de resumir en esta entrada. Si estás interesado en saber más puedes visitar esta entrada y descargar ahí nuestro libro SEO totalmente gratis.

Debes ser cuidadoso también si, por ejemplo, tienes un ecommerce y para tus productos copias contenido del fabricante original. Esto Google puede llegar a entenderlo como contenido duplicado. Entonces lo marcará como contenido de poca calidad o relevancia. Hablaremos de ello más adelante.

¿Qué tipos de Thin Content existen?

Existen varios tipos de contenido poco relevante que Google persigue. Pero, principalmente, existen dos prácticas que son las más odiadas por Google y, por tanto, las más perseguidas y penalizadas. Hablamos de duplicar contenido spineando el texto y la generación “automática” de textos extraídos de otras webs.

Spinear textos (o cómo enfadar a Google rápidamente)

Una de las prácticas más extendidas a la hora de escribir contenido de forma ágil, es la de spinear textos de otras webs. Está práctica se considera Black Hat SEO, por lo que debes andar con mucho ojo, ya que, si Google detecta que estás realizando este tipo de acciones, tu web será fuertemente penalizada.

En Internet existen muchas aplicaciones, algunas gratuitas y otras de pago, qué sirven para realizar está práctica de dudosa moralidad. Consiste básicamente en copiar un texto de otra web (blog, reseña, producto) y pegarlo en la aplicación. Una vez tenemos el texto, la aplicación se encargará de buscar sinónimos para algunas palabras, de modo que cambiando algunas frases de sitio y algunas palabras por sus sinónimos, tendremos un texto relativamente original.

Pero como se dice muchas veces en Internet, y yo personalmente lo digo mucho a mis alumnos del Curso Diseño Web Vitoria, caeremos en un error si nos creemos más listos que el Google. ¿Y por qué digo esto? Pues porque Google detecta perfectamente este tipo de prácticas y penaliza duramente a las webs que las realizan.

Generar contenido automático (el camino rápido para desaparecer de Google)

Otra extendida práctica de Black Hat SEO para generar contenido es la de copiar textos en otro idioma, de páginas o blogs, y traducirlos con las herramientas que podemos encontrar fácilmente por Internet. Una vez traducido el texto, el “creador del contenido” repasa cada línea de texto para humanizarlo lo máximo posible, ya que a menudo estos traductores realizan traducciones literales que no se corresponden con la forma natural de expresarse de los usuarios.

Pero, como casi siempre, Google va por delante y también detecta este tipo de prácticas, por lo que bajo ningún concepto te aconsejo recurrir a ellas. Es mejor invertir algunas horas en quedar contenido fresco y original, que copiar un contenido y Google te lo marque como plagiado y por tanto te penalice. En muchos casos, estos contenidos son considerados por los usuarios literalmente contenidos basura.

¿Cómo afecta el Thin Content al posicionamiento?

Si generas Thin Content en tu web, Panda será implacable contigo. Hará que tu web vaya perdiendo visitas poco a poco, hasta que finalmente no recibas ninguna visita. Entonces verás como todo el trabajo realizado tiempo atrás se desvanece y tan solo te quedará una web con textos plagiados que nadie quiere visitar.

Si además este contenido de poca calidad o relevante, está distribuido a través de muchas URL en tu sitio web, tendrás consecuencias negativas para el posicionamiento. El motivo es muy sencillo, Google otorga a tu sitio web un presupuesto de rastreo para que su Bot o araña rastree tu web en busca de contenido nuevo. Si tienes contenido de poca calidad o Thin Content, estarás restando tiempo de rastreo a páginas o contenido que si sean de calidad en tu web. Además, Google entenderá que tu web es de poca calidad y relevancia para los usuarios y por tanto, dificultará su posicionamiento.

Imagen de visitas a una web. El Thin Content afecta negativamente al posicionamiento de tu página
El Thin Content afecta negativamente a tu SEO

Conclusión

Si buscas un posicionamiento eficaz y que perdure en el tiempo, generar contenido de calidad es la mejor opción y arma de la que dispondrás para posicionar tu web.

Es tentador recurrir a los atajos y trucos para generar contenido, pero solo lograrás generar contenido poco relevante que Google tache de Thin Content y por tanto lograrás lo contrario a lo buscado.

Desde nuestra experiencia, la mejor opción pasa por dedicar algunas horas para definir estrategias de marketing de contenidos que ayuden a los usuarios con sus consultas. Así, de una forma totalmente segura y orgánica, lograrás posicionar correctamente tu web.

¡Nos vemos en la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Volver al blog